El año de la liberación

fb

Resumen

Es mi creencia que hay grandes eventos en el horizonte. Quizás muchos de ustedes han observado últimamente grandes cambios en el mundo que nos rodea. Muchos han notado que cosas muy importantes están cambiando a un paso cada vez más rápido. Mi impresión es que un colapso económico, político y social se acerca. No conozco el tiempo exacto ni la forma de esa realidad que se aproxima, pero creo que he visto la sombra que proyecta esa realidad y la comparto aquí de buena fe. Cualquiera sea el valor que el lector pueda darle a estas palabras, es bueno tener en cuenta que esto es algo que me fue dado. No lo he buscado. Simplemente ocurrió así.

Los datos que aquí se presentan son hechos objetivos. Se los podría despreciar como el producto de mi imaginación pero sin embargo no lo son. Por ejemplo, en 2016 Hanukkah y Navidad coinciden ambas en el 25 de diciembre ¿Es eso un producto de mi imaginación? No, es un hecho que cualquiera puede comprobar usando un calendario. Yo puedo desear e imaginar que Hanukkah coincida con el Día de los Trabajadores en 2016 hasta quedarme sin seso, pero les puedo asegurar que no lograré cambiar la realidad por mucho que la imagine.

La apostasía de Occidente

En años recientes hemos visto la apostasía de Europa extenderse al dominio americano. Tolerar el aborto, la moral sexual desviada y la corrupción en general no fueron suficientes. Hoy muchas variantes de tales prácticas gozan de protección legal y aún más, la ley ahora castiga a quienes no quieran someterse a esas prácticas otrora consideradas inmorales y ahora legalmente sancionadas. Eso por sí mismo representa un deterioro importante. Las reglas tradicionales  son arteramente presentadas como costumbres opresivas de las que la sociedad “moderna” debe despojarse.

Por muchas décadas las fuerzas de la oscuridad y el desorden han avanzado. Ultimamente se las han arreglado para tomar el control del discurso moral a través de los medios de comunicación y de la “corrección política.” En nuestro tiempo hemos contemplado como se acelera ese proceso. Esto está sucediendo tan rápido que ciertas costumbres e instituciones que han existido por milenios ahora son eliminadas o radicalmente modificadas por las élites gobernantes sin debate público alguno y sin apelar siquiera a la razón o algún argumento filosófico válido. Hemos visto como la “dictadura del relativismo,” predicha por el Papa Benedicto XVI, toma forma delante de nuestros ojos sin que aparentemente podamos hacer nada para detener su creciente poder.

Avisos y signos divinos

Toda la decadencia y el creciente desorden que nos rodea es signo de una civilización que avanza hacia el juicio adverso de Dios. Los cristianos en los Estados Unidos creen que su país está a la vanguardia de esta rebelión contra la ley divina. Sin embargo yo incluiría también al total de aquello que solíamos llamar “la Civilización Occidental”, la Cristiandad en la que una vez la luz del cristianismo brilló por tanto tiempo sin oposición alguna. Nadie puede cometer apostasía contra Cristo sin haber pertenecido a Cristo en primer lugar.

Creo firmemente que Dios nos está dando señales de aviso. Estas señales de los desastres que se aproximan son para que usemos nuestro libre albedrío y cambiemos nuestros caminos. Un conocido seguidor de Cristo, el pastor judío Jonathan Cahn ha escrito extensamente sobre este tema en su popular libro The Harbinger (El Presagio.) En lo que a mí concierne, he notado una serie de coincidencias significativas en el encallamiento del navío Costa Concordia el 13 de enero de 2012, que anoté oportunamente en el artículo The Tragedy of Giglio Island. Acontecimientos similares día tras día contribuyen a darnos la idea de que se aproximan tiempos difíciles. Más y más cristianos y judíos creen que estamos entrando en tiempos proféticos.

No sé cómo este tiempo de juicio vendrá. No soy profeta y si tengo alguna opinión sobre la manera en que estos eventos se desarrollarán, tal opinión no tiene valor alguno. Todo lo que quiero hacer es presentar los hechos en lo que concierne a una serie de coincidencias que son estadísticamente muy inusuales.

Primeros presentimientos

BANDF
¿Dos testigos?

Fue durante la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, el 11 de febrero de 2013 que supimos que Benedicto XVI abdicaba de su papado. Con el correr de los días nos enteramos que un Cónclave de Cardenales sería llamado para elegir al nuevo Papa. A pocos días de la abdicación de Benedicto tuve el presentimiento de que el nuevo Papa iba a ser elegido el siguiente 13 de marzo. Y sucedió así. Mucho me sorprendió que el nuevo Papa fuera el Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio. Conociéndolo un poco, me imaginé que ascendería al trono de Pedro en la fiesta de San José. Mi suposición resultó ser correcta y el Papa Francisco fue entronizado el 19 de marzo de 2013.

No mucho después de eso, mientras intercambiaba correos con un sacerdote amigo, le mencioné el hecho inusual de que por la primera vez en 2.000 años de historia de la Iglesia teníamos dos Papas que estaban en completo acuerdo. Más tarde ese día estaba leyendo la Biblia y al pasar por Apocalipsis 11 leí el relato de la medición del Templo y de los dos testigos que predican vestidos de cilicio (penitencia) por 1260 días. Leyendo ese mismo capítulo también pensé en los tres versículos de Daniel en los que se mencionan ciertas cantidades de días. Estos son los versículos:

Apocalipsis 11:3

Y daré a mis testigos autoridad para profetizar por mil doscientos sesenta días vestidos de cilicio.

Daniel 8:13-14

Oí entonces hablar a un santo, y otro santo dijo al que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del sacrificio continuo, de la transgresión que espanta, y de que el lugar santo y el ejército sean pisoteados? Y le respondió: Por dos mil trescientas tardes y mañanas; entonces el lugar santo será restaurado.

Daniel 12:11

Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.

Daniel 12:12

Bienaventurado el que espere y llegue a los mil trescientos treinta y cinco días. Mas tú, sigue hasta el fin; descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.

Tema Verso Días
Dos testigos predican penitencia Apocalipsis 11:3 1.260
2.300 tardes y mañanas Daniel 8:13-14 1.150
Abominación de la desolación Daniel 12:11 1.290
Tiempo de perseverancia Daniel 12:12 1.335

13 de marzo de 2013

Este fue el día en que el Cónclave Cardenalicio eligió como Papa a Jorge Mario Bergoglio quien tomó el nombre “Francisco”. Muchos creen que él será el último Papa antes del triunfo del Inmaculado Corazón de María prometido por Nuestra Señora a los pastorcillos de Fátima. En la bien conocida profecía del santo del siglo XII, Maelmhaedhoc Ó Morgair —mejor conocido como San Malaquías de Armagh, Irlanda) Francisco ocupa el lugar del último Papa, simbólicamente llamado “Petrus Romanus” de quien se profetiza:

“In persecutione extrema Sancta Romana Ecclesia sedebit Petrus Romanus, qui pascet oues in multis tribulationibus: quibus transactis ciuitas septicollis diruetur, et Iudex tremêdus iudicabit populum suum: Finis.”

Traducido: “En la persecución final de la Santa Romana Iglesia reinará Pedro el Romano, que apacentará al rebaño a través de muchas tribulaciones; después de lo cual la ciudad de las siete colinas será destruída y el Juez terrible juzgará al pueblo: Fin.”

El Papa Francisco es el último Papa de esa profecía. El nombre Francisco nos recuerda a San Francisco de Asís, conocido como Rocca Maggiore, (trad. Roca Mayor o Gran Roca) que también es el significado del nombre Pedro (Petrus, Kepha, Cefas.) El nombre de pila de San Francisco de Asís es Giovanni Francesco di Pietro Bernardone lo que quizás establecería una conexión adicional con el Papa. “Pietro” significa “Pedro” y también viene de “Roca” (pietra) en italiano.

La fecha de la elección de Francisco tiene también una conexión con la fecha de la Crucifixión de Nuestro Señor: abril 3 del año 33.

3 abril 33: 3+4+3+3=13

13 marzo 2013: 1+3+3+2+0+1+3=13

Si uno agrega 1.260 días (mencionados en Apocalipsis 11) a esta fecha, se llega al 13 de agosto de 2016 que, en el calendario hebreo, es el 9 del mes de Av, un día de ayuno y lamento para los judíos, ya que en esa fecha el Templo fue destruído dos veces, primeramente por los babilonios en 588 a.C. y seis siglos más tarde por los romanos en 70 d.C. Esta es claramente una ominosa coincidencia considerando que San Malaquías menciona que “la ciudad de las siete colinas será destruída” pero me abstendré de interpretar nada de esta manera aún cuando la interpretación resultara obvia, como en este caso.

Dos testigos

¿Por qué se menciona a “dos testigos” en Apocalipsis 11? Aunque se haya intentado interpretar esto en forma definitiva, no hay consenso entre los estudiosos. Al desarrollar esta hipótesis asumiré que esos dos testigos son nuestros “dos Papas” Benedicto XVI y Francisco, ya que es la primera vez en la historia de la Iglesia que tenemos dos Papas válidamente elegidos y de acuerdo entre ellos.

Asumiendo que Benedicto y Francisco son los dos testigos, podemos afirmar sin ninguna duda que ambos como tales están presentes en el mundo desde el momento en que Francisco es ungido como el Obispo de Roma. La fecha es la fiesta de San José: el 19 de marzo de 2013.

En este ejercicio consideraremos esa fecha como “punto de partida” y agregaremos a ese día los períodos mencionados en Apocalipsis 11, Daniel 8 y Daniel 12. Esto es un mero ejercicio. Ignoro si hay razones teológicas para contar los días de tal manera. En el principio he agregado las fechas básicamente “para ver qué sucede” y lo que ha sucedido me significó una gran sorpresa.

2.300 tardes y mañanas (1.150 días)

La conmemoración judía del Purim comienza al atardecer del 23 de marzo de 2016 y perdura hasta el atardecer del 24 de marzo que es también Jueves Santo en el calendario cristiano. Esa es la primera de varias coincidencias entre el calendario judío y el calendario cristiano durante 2016 (el año hebreo de 5776.) Ese Jueves Santo será el 1.100mo día del reinado del Papa Francisco.

Image of St. Pancras
San Pancracio. Mártir

El primer número a ser agregado por orden cronológico es 1.150 y representa los días profetizados en Daniel 8:14. Esos 1.150 días terminan el 13 de mayo de 2016. Esa es una coincidencia llamativa porque en esa fecha se cumplen 99 años de la primera aparición de Nuestra Señora de Fátima a los tres pastorcillos en la Cova da Iria, en Portugal.

Hay una conexión importante con las apariciones de la Virgen entre 1961-1965 en Garabandal, en la región de Cantabria, España. En esa ocasión Nuestra Señora prometió a la joven visionaria Conchita González que Dios en su inconmensurable misericordia iba a dar a la humanidad una oportunidad de arrepentirse mediante un “aviso” y un “milagro”. La fecha de esos eventos fue confiada a Conchita como un secreto pero le fue permitido dar algunas aproximaciones. El milagro ocurriría, entonces:

  • En la fiesta de un joven mártir de la Eucaristía.
  • En los meses de marzo, abril, o mayo.
  • En un día jueves.
  • En una importante fiesta de la Iglesia.

Se sabe la hora del milagro: las 20:30 horas, hora de España y sería manifiesto a toda la humanidad. Conchita nos dice que ella lo anunciará al mundo ocho días antes. Ese día y hora se superponen el jueves 12 de mayo de 2016 con la fiesta de San Pancracio ( un joven mártir de la Eucaristía) y también con las vísperas de Nuestra Señora de Fátima, el 13 de mayo.   Esa coincidencia adquiere un fuerte significado porque la naturaleza del aviso y del milagro, tal cual lo describen las videntes de Garabandal, es un tipo de purificación lo que conecta con las palabras del ángel a Daniel: “Por dos mil trecientas tardes y mañanas; y entonces el santuario será restaurado [purificado].” (Daniel 8:14) San Pancracio fue decapitado por la fe a la edad de catorce años, alrededor del año 304. Su nombre en griego significa “el que todo lo sostiene.”

Además, todos estos eventos coinciden con el Pentecostés de 2016. [1]

San Miguel se pone de pie, 1.290 días

San Miguel Arcángel

Daniel el profeta escucha lo que ocurrirá “al fin de los días:”

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que guarda a los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia como nunca hubo desde que existen las naciones hasta entonces; y en ese tiempo tu pueblo será librado, todos los que se encuentren inscritos en el libro. […] Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días.” Daniel 12:1 and 11.

La culminación de este período es muy sugestiva porque coincide con la predicción de Daniel sobre “Miguel el prícipe y protector del pueblo de Dios” quien es obviamente San Miguel ¿Cuándo se completa este período? El 29 de septiembre de 2016 en la fiesta de San Miguel y los Santos Arcángeles.

A esta altura la probabilidad estadística de que estas fechas coincidan en forma tan significativa con las fiestas de la Iglesia por mera casualidad es bajísima.

Perseverancia hasta el fin de los 1.335 días

“Felices aquellos que perseveran y alcanzan los mil trescientos y treinta y cinco días.” Daniel 12:12.

Si aplicamos este método consistentemente arribamos al fin de los 1.335 días el 13 de noviembre de 2016 lo que coincide con el Yom Kippur, la celebración judía del Día del Perdón, el 13 de noviembre del mismo año.

Este día es otro día 13 y sugiere una conexión con Fátima. Más aún cuando se considera que Nuestra Señora de Fátima prometió visitarnos siete veces en el 13er día del mes. Su primera visita fue el 13 de mayo de 1917 y su última visita fue el 13 de octubre del mismo año, un total de seis. La visita faltante es el 13 de noviembre. ¿Nos hará una visita Nuestra Señora de Fátima en ése día?

Solamente cuarenta y dos días después de completarse los 1.335 días el 25 de diciembre, llega la Navidad. Allí observamos otra asombrosa coincidencia: Navidad y el primer día de Hannukkah (el festival judío de las luces) caen en el mismo día y nos preguntamos si esto es un signo de que finalmente, judíos y cristianos celebrarán juntos como una sola fe.

Más signos entrelazados

El año bíblico de 5776 comienza el 13 de septiembre de 2015 y termina el 2 de octubre de 2016. Durante los útimos dos años en 2014 y 2015 hemos visto muchos signos. Uno de los más notables es la secuencia de cuatro eclipses de luna (llamadas “lunas de sangre” en lenguaje bíblico) que coinciden con las fiestas judías de la Pesach y el Sukkot (la Pascua y el Festival de los Tabernáculos) en los años hebraicos de 5774-5775 (2014-2015) secuencia que finaliza con el eclipse del 28 de septiembre del 2015.

El 2015 que ya termina y el 2016 no son años ordinarios. 2015 (5775) fue un Año Sabático, una Shmittah, seguida por un año de Jubileo que comienza después del Yom Kippur  al atardecer del 23 de septiembre de 2015. El autor judío Jonathan Cahn ha explicado la Shmittah y otros interesantes temas en sus libros (en inglés) The Harbinger (El Presagio) y The Mystery of the Shmittah (El Misterio de la Shmittah.)

Elijah ben Shlomó Zalmán Kremer
El Gaón de Vilna

Hay al menos una importante profecía de uno de los más reconocidos sabios del judaísmo, el Gaón de Vilna, cuyo nombre era Elijah ben Shlomó Zalmán Kremer. Vivió entre 1720-1797 en Vilna, Lituania y predijo la llegada del Mesías para el año hebreo de 5776, un año terminado en “776” lo que — de acuerdo a lo que he aprendido del  Rabbí Matityahu Glazerson — es un número que significa “liberación” o “libertad”. En el hebreo las letras son usadas también como números. Aclaro que el Rabino Glazerson NO es cristiano.

El gran estudioso judío conocido como el Gaón de Vilna predijo en el siglo XVIII:

“Cuando escuchéis que los rusos han invadido Crimea, sabréis que las campanas de la Redención han comenzado a sonar. Cuando escuchéis que los rusos han llegado a Constantinopla (Estambul), podéis vestiros con ropa de Sábado y esperar la aparición del Mesías.”
Elijah ben Shlomó Zalmán Kremer, el Gaón de Vilna (m.1797)

Otras profecías de diversos orígenes:

Atención, atención a lo que sucederá en los últimos días de este mundo! Habrá grandes guerras; leyes injustas serán dictadas; la Iglesia será privada de sus propiedades; la gente leerá y escribirá abundantemente; pero la caridad y la humildad serán objeto de risa y burla, y el pueblo creerá en ideas falsas.
Santa Columba de Iona, Apóstol de Escocia (†597)

Cuando las imágenes parezcan vivas, y se muevan con libertad,
Cuando los barcos, como peces, naveguen por debajo del mar,
Cuando los hombres asciendan volando más alto que los pájaros,
Entonces la mitad del mundo perecerá empapada en sangre.
Una antigua profecía inglesa.

2da62-holyspiritcrossEstás avisado, mi amigo. Te he dado los signos del anticristo. No los guardes meramente en tu memoria. Pásalos a todos lo que tengas a tu alcance sin tardanza. Si tienes un hijo a la manera de la carne, apúrate a enseñarle. Y si has llegado a ser padrino, avísale a tu ahijado, no sea que tome el falso cristo por el Verdadero. Porque “el misterio de la iniquidad ya está obrando en el mundo.”
San Cirilo de Jerusalén (†386)

Como está escrito en los Evangelios, nadie conoce el día y la hora de la venida del Anticristo. Pero hay ya signos de que vendrá pronto. Al ver la persecución contra la fe y el esfuerzo por destruirla y mucho más, debemos pensar que el tiempo se aproxima. Pero aún es imposible afirmar algo con exactitud.
Hieromártyr Nicón de Optina (†1931).

Ven Espíritu Santo y renueva la faz de la tierra.


ANOTACIONES

[1] Para no dejar nada afuera es bueno hacer notar que hay otra fecha en 2017 cuando una serie de eventos coinciden con las condiciones de Garabandal: el 13  de abril de 2017. Ese día está dentro del año centenario de las apariciones de Fátima en 1917. También ocurre en el Jueves Santo en el que el comienzo de la Pascua coinciden los calendarios sagrados de la Iglesia Católica Romana, las iglesias Ortodoxas de Oriente y la Pascua Judía. Es asimismo el día de la fiesta de San Hermenegildo, un joven santo español visigodo y mártir de la Eucaristía.

Anuncios