Guadalupe, un rio de luz

guadalupejo
Guadalupejo River and Town of Guadalupe – Extremadura, Spain

Guadalupe, un Rio de Luz es un libro breve. Fue escrito con la idea de empacar mucha información en unas pocas páginas, de manera que los lectores no fueran intimidados por un copioso volumen. El libro es como ramitas secas para iniciar un fuego, porque presenta varias preguntas interesantes: ¿Fue San Lucas el artista que pintó la Tilma? ¿Fue la conquista de México un signo, uno de muchos modelos escatológicos que aparecen en la historia y que rodean a la imagen encontrada en la tumba de San Lucas? etc. La Tilma Sagrada nos intriga porque es un verdadero objeto extraterrestre que ha entrado en nuestro universo. Eso fue lo que halló el Dr. Richard Kuhn, Premio Nobel de Química en 1938,  judío y ateo. Cuando le dieron a analizar una pequeña muestra de la tilma no pudo identificar las “tinturas” … porque el número atómico de esos elementos no entraba en la Tabla Periódica de los Elementos de Mendeleyev.  Kuhn estaba extrañado y pasó los años de la Segunda Guerra Mundial a salvo en México,  estudiando la imagen, lo cual lo llevó a hacerse católico. Kuhn, laureado con el Premio Nobel, tomó la senda larga de la razón y el conocimiento para “ver” la Tilma pero llegó a la misma conclusión que aquellos nueve millones de nativos mexicanos del siglo XVI. la Tilma abre los ojos de la fe, es como un libro, un Evangelio, una representación gráfica del Apocalipsis y muchas cosas más. Los tres hombres que participaron en la revelación de la Tilma se llaman “Juan” (Hebr. Yohanan יוֹחָנָן‎) Juan Diego Cuauhtlatoatzin, Juan de Zumárraga (el obispo) and Juan González (el traductor). Juan el Apóstol es también conocido en las Escrituras como “el águila” y uno de los “hijos del trueno” (Gr. boanerges). El nombre original de Juan Diego, “Cuauhatloatzin” significa “el que habla como un águila”. Hay muchas fascinantes coincidencias que ocurren alrededor de la Tilma Sagrada pero el mensaje esencial es simple: “Dios existe, El es el Dios de los cristianos, su iglesia es la Iglesia Católica y no hay otra, El le ha confiado a María de Nazareth para que prepare a su pueblo. No hay manera de explicar los muchos asombrosos mensajes que aún se están revelando. Muy recientemente me han informado que una pieza musical con una extraña melodía fue hallada codificada dentro de la imagen. Escuché la melodía y me recordó a una canción escrita hace unos años por un artista brasileño. La melodía fue escrita usando la métrica y las notas halladas en la grabación de la señal de un pulsar. Un pulsar es una especie diferente de astro pero lo que me interesa aquí es la melodía. Por otra parte, un quasar es una “fuente de radio quasi estelar” de muchas que se hallan al borde externo de nuestro Universo, que emite cantidades de energía excepcionalmente grandes que llegan a nosotros después de viajar millones de años. Se los puede observar solamente con potentes telescopios o “escuchar” con radio-telescopios.  Augusto de Campos y Caetano Veloso escucharon el eco radial de un pulsar y compusieron una pieza musical con ella.

Onde quer que você esteja
Em Marte ou Eldorado
Abra a janela e veja
O pulsar quase mudo
Abraço de anos-luz
Que nenhum sol aquece
E o oco escuro esquece.
Dondequiera que usted esté
En Marte o El Dorado
Abra la ventana y vea
El pulsar casi mudo
Abrazo de años luz
Que ningún sol calienta
Y el oscuro abismo olvida.

La canción se puede escuchar en éste video.

 

Recientemente alguien encontró que las estrellas que se muestran en el manto de Santa María de Guadalupe podrían representar una cierta notación musical. Se dispusieron las estrellas en una partitura y se lo dieron a un pianista para que la interpretara. Poco después se hizo un arreglo musical para acompañar la melodía que suena muy hermosa y misteriosamente inquietante.

No parece haber fin a las muchas maravillas contenidas en la humilde tilma de San Juan Diego. Muy recientemente la imagen del mismo Juan Diego fue hallada reflejada en el ojo de la pequeñísima figura del Obispo Juan de Zumárraga reflejada en los ojos de Nuestra Señora. Un diminuto reflejo dentro de un reflejo mucho más diminuto ¿Cómo puede la ciencia ignorar estas maravillas? No he visto nada de esto en las primeras páginas de los periódicos últimamente.

Volviendo al tema; el libro garol-cover-smallGuadalupe – Un Rio de Luz solamente intenta despertar nuestra curiosidad por los misterios de la fe. Estoy convencido que estamos muy cerca de un evento extraordinario de origen divino. ¿Qué es y cuándo va a ocurrir? ¡Ya quisiera yo tener las respuestas a esas preguntas! Puedo ver como los signos ocurren cada vez con mayor frecuencia. El mundo parece balancearse peligrosamente al borde del abismo. Es posible que tú, querido lector, también hayas notado los signos.

Lucas 12:37 — Bienaventurado aquel siervo a quien el Señor halle vigilando alerta cuando él venga. Amén, os digo, que se pondrá el delantal, y los hará sentar a su mesa y ministrando, les servirá.

Guadalupe – A River of Life está disponible en inglés en formato Kindle y también en formato impreso. Las ediciones correspondientes en español y portugués estarán disponibles pronto.

 

Anuncios